El BDSM. Generalidades de un arte

 

¿Qué es el BDSM?

 

Como ya hemos señalado en anteriores posts,  podríamos decir que el BDSM se compone de un grupo de prácticas y fantasías eróticas que combina las siglas de Bondage (atadura) y Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo, en grados diversos. A menudo, este tipo de prácticas sexuales suelen estar relacionadas entre ellas.

escuela
http://www.escuelabdsm.xyz/: un lugar donde inciarse al BDSM

 

Algunas personas se excitan sólo algunos aspectos estéticos (cuero, látex, look skinhead…), es aqui donde interviene la mente y procesos profundos del individuo en forma de fantasías y perversiones.

Otras tienen algunas fantasías concretas pueden decidirse (o no) a llevarlas a la práctica en un momento determinado. Para algunas personas es un elemento esencial de su sexualidad y asumen roles fijos de amo, esclavo, o cambiantes (switch). Para otras es un aspecto complementario. Vemos, de este modo la versatilidad de las prácticas de BDSM que se puden llegar a encontrar y experimentar a día de hoy.

El Bondage se refiere a la sujeción o ataduras que se establecen en relaciones de subordinación. Puede ser física (usando cuerdas, cadenas u otros elementos para inmovilizar a alguien…) o de tipo psicológico.

La Dominación/Sumisión definen prácticas eróticas en las que una persona actúa de acuerdo a su voluntad (dominante), disponiendo y mandando sobre el sumiso.

El sadomasoquismo implica prácticas sexuales que implican excitación al infligir dolor o sufrimiento (sadismo) o bien al recibirlo (masoquismo). “Disciplina” es un término que hace referencia a prácticas eróticas relacionadas con reglas, castigos, adiestramiento, protocolos de comportamiento, posturas según las circunstancias, etc.

 

89

 

Las prácticas relacionadas con el BDSM son muy amplias: atamientos, derramamiento de cera sobre el cuerpo, uso de pinzas, flagelación o tortura erótica, juegos de roles, fetichismos… No hay una lista concreta y puede incluir otras como el fisting, la lluvia dorada, etc.

Terminaremos, para todos aquellos que se quieren iniciar en este mundo, diciendo que la voluntariedad, el consenso, el respeto a la libre voluntad y la seguridad física son elementos fundamentales en el BDSM. Los participantes están de acuerdo sobre la forma e intensidad con la que se realizan y saben que dicho acuerdo pueda rescindirse en cualquier momento.  Esto lo distingue de forma clara y contundente de actividades criminales o delictivas como los malos tratos, abusos, violencia doméstica o alteraciones psiquiátricas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s