Spanking como metodología del BDSM

Spanking  es el nombre que nombre designa el acto de usar la mano o algún objeto para azotar a una persona; principalmente en las nalgas, pero también puede ser en zonas como muslos, piernas, senos, tórax o genitales.

El spanking es una actividad común entre miembros de la comunidad BDSM (Bondage, Disciplina, Sumisión y Dominación).

 

326582_08
Spanking como parte del BDSM

 

Para Alberto Torrentera, doctor en antropología del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social:

la diferencia entre una sesión de nalgadas ocasional y una relación BDSM depende, sobre todo, de la intensidad y de los instrumentos que se utilicen, pero ante todo, de la escena que lo acompaña”.  Por lo tanto, además del posible dolor, importan esencialmente elementos como el contexto, la fantasía, los instrumentos y los roles asignados a cada persona participante de la sesión de spaking.

Además, las personas que practican la sumisión-dominación suelen ser “más conscientes de su construcción erótica: los azotes pueden ir acompañados de humillación, sometimiento, ataduras, juegos de calor y mucho más.

 

images (1).jpg
El dolor como forma de placer en el spanking

 

 

¿…y por qué no probarlo?

Para muchas personas recibir nalgadas es una cuestión que les produce placer y morbo, debido al diseño anatómico del cuerpo humano y al gran número de terminaciones nerviosas que tiene el ser humano en esa zona del cuerpo. Además las proximidad de los genitales es un elemento más a tener en cuenta a la hora de alcanzar el cenit del placer.

 

Los azotes en esta zona permiten liberar la tensión en los glúteos, unos de los músculos más grandes que tenemos.

Además, el proceso fisiológico de la excitación sexual requiere que, antes de que ocurra el orgasmo, los genitales y áreas circundantes estén bien irrigados de sangre. Las nalgadas ayudan a lograr esto, ya que los impactos hacen que el flujo sanguíneo se concentre en las nalgas y cerca de los genitales.

Por todo esto, el trasero es ideal para la práctica de los azotes eróticos, ya que sus músculos son gruesos, de corta longitud; están protegidos por una gran capa de tejido graso, y además no protegen ningún órgano hueco que pudiera resultar dañado por los golpes.

Un ritmo lento, con un ritmo irregular, favorece la excitación, ya que la persona que recibe los impactos no sabe cuándo le llegará el próximo. Además, las pausas generan anticipación y con ello una ligera tensión que resulta altamente excitante.

Por todo ello la intensidad y el dolor, en el spanking son cuestiones básicas que ayudarán a un mayor grado de sometimiento y placer.

 

Más información, en nuestra página BDSM:   http://www.escuelabdsm.xyz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s